The Bridal Body Project

Es normal estar algo nerviosa antes de tu boda, pero es importante mantenerte calmada para poder hacer de este un proceso muy positivo para ti. El consejo más importante que puedo darte a la hora de ponerte a régimen es que evites en lo más posible el estrés, pues el exceso del mismo aumenta los niveles de cortisol en el sistema, interrumpiendo los flujos naturales y creando un desequilibrio que puede ocasionar daños graves, como la acumulación de insulina la cual, a su vez, puede provocar dificultades para eliminar la grasa, episodios de colon irritable, debilidad en nuestro sistema inmune, incremento de la ansiedad por comer carbohidratos, desbalances hormonales y, en general, muchos problemas con el control del peso.

¡Mejor disfruta tu boda! La mejor forma de combatir el estrés es apreciando el proceso de planeación sin obsesionarse por la perfección de cada detalle. Es un evento único que tiene que ser especial para ti y para tu pareja, ¡no te preocupes si tu boda soñada ya está “pasada de moda” o por qué vestido va a gustarle más a tu suegra! Piensa en ti y en tu novio.

Es importante saber que si quieres combatir el estrés debes dormir más de 6 horas; te recomiendo escuchar música relajante o sonidos blancos para conciliar el sueño, además de incorporar al menos una hora de ejercicio, que agotará tus energías y te ayudará a desestresarte. También es recomendable preferir alimentos con muchos nutrientes como el omega 3, que te van a ayudar a controlar el estrés, como por ejemplo la chía, linaza, nueces o salmón. También es súper importante disminuir el consumo de cafeína.

Ten en cuenta que el mejor momento para empezar a cuidar tu figura y cuerpo para el día de tu boda es, máximo, unos cuatro meses antes del evento, para que tengas tiempo de implementar cambios y ver resultados significativos. Además de controlar el estrés, aquí hay otros tips que pueden servirte mucho a la hora de trabajar en tu bride-body:

  • ¡Especialistas! Son súper importantes y van a ayudarte a mantener el control. Busca un especialista en nutrición para que tu dieta sea balanceada y de acuerdo a tus objetivos, y encuentra un coach que te entrene tomando en consideración el cuerpo que quieres lograr.

  • Las proteínas magras, como pechuga de pollo, atún, pescado o filete de res, van a convertirse en tus cómplices, pues ayudarán a reconstruir tejidos, estimular la masa muscular, y hasta a nutrir tu piel y tu cabello.

  • Debes tomar de 2 a 3 litros de agua al día, no consumas jugos de fruta ni aunque sea natural, porque tienen azúcar simple. Si quieres algo que nunca has tenido debes hacer algo que nunca has hecho, ¡sal de tu zona de confort!

  • Dile adiós a los alimentos procesados: es mejor si el 85% de las comidas que ingieres son naturales o poco procesadas, pues conservan mejor sus nutrientes.
  • ¡No te olvides de que los vegetales, especialmente los verdes, son los mejores aliados de tu dieta diaria!
  • Dato básico: elimina el azúcar de tu dieta, y no abuses con los endulcolorantes artificiales.

  • Si vas a beber, elige mejor un vino tinto, whisky, vodka o gin con agua natural o mineral, aunque nunca más de dos copas a la semana.

  • ¡Disfruta tu momento y cuidate! Recuerda que es tu gran día, y debes lucir como la mejor versión de ti misma!

L.N. Karen Vargas / Tel: 1960666

 

Deja tu comentario