¿Qué pasa con la luna de miel después del COVID-19?

Es probable que hayan tenido que mover la fecha de su boda por la contingencia, y por ende también el viaje de luna de miel. Por el momento, los viajes tanto dentro del país como fuera de este no son lo ideal. Mientras que no hay una fecha establecida de cuando todo regresará a la “normalidad”, ¿qué pasa con el viaje?

 

 

Hay ciertos puntos a considerar, puesto que no es sólo cuestión de elegir un destino y desear que todo salga bien. Para comenzar, es necesario contemplar que, tal vez, será seguro viajar hasta finales del año o a principios del 2021. Pensar que en agosto ya será apropiado es un error y podrían tener que reagendar todo. 

 

Una vez que decidan en qué mes viajar, habrá que analizar a dónde. Hay ciertos lugares en el mundo que no se vieron tan perjudicados por el COVID, pero eso podría abrir puertas a que, cuando reinicien los viajes, muchas personas quieran ir precisamente a esos destinos porque piensan que son los más seguros. Tal vez podrían considerar una ciudad o país que tenga espacios para explorar con poca aglomeración. 

 

Fecha: lista. Destino: listo. ¿Pagos? Muchas agencias piden adelantos o depósitos, entonces si ya están dispuestos a hacer estos pagos, es indispensable que contraten un seguro, para que en caso de cancelaciones o reagendar, les puedan hacer un reembolso si es necesario. Revisen bien la letra chiquita y analicen cómo funciona el seguro en casos como el de esta contingencia. 

 

 

Una súper recomendación que no sólo aplica en este momento, es siempre tener un plan B. Por cualquier motivo que surja y les impida llevar a cabo ese viaje, tengan otra opción más cercana y pequeña para poder disfrutar una escapada romántica. Tal vez un mini road trip, pero siempre tenganlo contemplado. Entonces: 

 

  • Consideren la fecha, a partir de finales de año. Piensen que mucha gente querrá viajar. No tengan miedo de planear mejor para el 2021. 
  • ¿A dónde? Eviten ciudades muy concurridas, pero también aquellas que ahorita son seguras y posiblemente muchos visitarán por el mismo motivo. Lugares al aire libre y con poca gente son buenas opciones, o pueblos pequeños. 
  • Una vez que estén por comenzar los pagos, ¡adquieran un seguro por cancelación! Y lean bien el contrato antes de firmar. 
  • Que no falte el plan B. 

 

Eviten la desesperación, lo más posible es que puedan tener la luna de miel con la que ambos sueñan de manera segura, es cuestión de tomar ciertas precauciones para evitar problemas.

 

Deja tu comentario