Groom: Errores de etiqueta que no querrás cometer

A todos nos parece que los hombres la tienen mil veces más fácil cuando de moda y de etiqueta nupcial se trata, después de todo, ¿qué tan difícil puede ser una ducha, afeitada, ponerse el traje e irse? Ni siquiera tienen que pasar horas decidiendo el color, la forma, el corte, los adornos, ¿con transparencias? ¿Con tirantes? El cuello, la caída, la falda, el velo, la tela, los adornos… ¡solo de pensarlo nos explota la cabeza a nosotras! Sin embargo, si nos ponemos a pensarlo, el traje del novio está compuesto por muchísimas piezas que tienen que armonizar perfectamente para que el look sea un éxito, y aunque parece sencillo elegir un traje y ya, lo cierto es que hay mucha más ciencia y cuidado que lo que solemos pensar.

Error Nº 1: No prestar atención al dresscode

Quizá parezca que no pasará nada y nadie se dará cuenta, pero lo cierto es que no importa si eres un invitado, parte de los groomsman o incluso el mismo novio, siempre se notará un traje que no cumple con el requisito de la etiqueta. Si te vas a un evento black tie, siempre es mejor que uses un smoking negro y elegante, mientras que los trajes tailored son opción para eventos menos formales.

 

Error Nº 2 Escoger las telas equivocadas

Esto le pasa a todos, y es por eso que contar con la guía de profesionales es súper importante. Muchas veces nos preocupamos más por las formas y el estilo, y no reparamos en la textura, peso y caída de la tela. Siempre es mejor elegir materiales que vayan de acuerdo al dresscode, de acuerdo a tu estilo y a la locación en la que van a celebrar.

 

Error Nº 3 Ir demasiado “coordinado”

Esto aplica más bien para los invitados que asisten a una boda con sus parejas: por supuesto que tienen que coordinarse (si quieren, digo, no es exactamente una ley, ¿verdad?) apropiadamente, pero usar una corbata y pañuelo o camisa del mismo color de su vestido va a darles más un aire de “Prom date” que de invitados de boda. Mejor intenten coordinarse usando colores de la misma familia, sin caer en el mismo color.

 

Error Nº 4 No arreglar tu traje con un sastre

Muchas veces se sale del apuro rentando o comprando un traje en tiendas departamentales, pero arreglar el traje para que te quede a la perfección hace un mundo de diferencia entre verse bien o verse mal. Nunca uses un traje que no fue arreglado para ti, ¡todo caballero debe tener al menos un traje sastre en su armario!

 

Error Nº 5 No aprovechar el potencial de tus accesorios

Es fácil ir a lo seguro y usar los accesorios de la manera más tradicional, no variar mucho y quedarse con lo que siempre te ha funcionado, pero muchas veces es mejor aprovechar todo el potencial que tus accesorios te proveen. Aprende cómo usar moños y corbatas con pinza, encuentra pañuelos con patrones y mancuernillas que vayan con tu personalidad, los detalles se notan.

Deja tu comentario