Esto evitará que tu lista de invitados se salga de control

Antes de cualquier paso en la planeación de tu boda, es fundamental que tengas bien establecida tu lista de invitados, puesto que de ella depende todo lo relacionado con el banquete, el mobiliario, impresiones, favors, etc. En un principio, puede parecer una tarea complicada -sobretodo para las parejas que tienen familias grandes o muchas amistades-, pero te prometemos que con los consejos que hoy te compartimos, ¡no tendrás mayor preocupación!

 

Primer borrador

Previo a comenzar la anotación de nombres, es esencial que tengas una plática con tu pareja en la cual determinen el número de personas que les gustaría tener como invitados: cincuenta, cien, trescientos. Esto dependerá mucho de su presupuesto. Con este número establecido, es momento de comenzar la primer lista -porque sí, después se modifica-.

 

Nuestra recomendación es que, para iniciar, hagan dos listas: una en la cual anoten a las personas que sin duda invitarán, y otra en donde estén aquellos a los cuales posiblemente enviarían una invitación. No te preocupes si la cantidad de personas definitivas no cubre el número de asistentes que desean, pueden añadir personas de la segunda lista para ello.

 

 

¿Lo invito o no lo invito?

Al hacer la lista, puede que se encuentren con algunos casos en los que no sepan qué hacer. Para que decidan si invitarán a la persona o no, te damos los siguientes tips:

 

  • ¿Es una persona con la que han tenido contacto en el último año? En caso de que la respuesta sea afirmativa, si es un colega o algún conocido, piensen si ellos se molestarían si no los invitan.

 

¿No hay problema? No manden invitación. ¿Problema? Si no tienen ningún motivo en particular para no incluir a esta persona, envíen invitación.

 

  • ¿Ex? ¡Bye, bye!

 

  • Si no han hablado con la persona en el último año, pero sus padres si, esto procede: ¿sus padres también deciden a quién invitar? Si la respuesta es no, entonces adiós invitación.

 

Si la respuesta es sí, consideren qué tan conveniente es para ustedes aceptar incluir a la persona. Si es alguien demasiado importante para sus padres, pueden considerarlo.

 

  • Personas del trabajo: ¿conviven con ellos fuera de la oficina? Invítenlos.

 

  • ¿Niños? Evítenlo, sobretodo si la boda es de noche. Es cansado para ellos, hay mucho ruido y alcohol.

 

  • Vecinos con los que tengan amistad, directo a la fiesta, no la ceremonia.

 

  • ¿Parientes lejanos? No es tan conveniente ni necesario invitarlos.

 

Cuando el primer borrador esté completado, hagan una revisión para asegurarse de que las personas en su lista definitiva son las correctas; aquellas que significaría mucho para ustedes que los acompañen en su gran día. No te sientas mal por dejar fuera a alguien a quien no ves en mucho tiempo, tu boda es un momento especial para estar rodeada de las personas más importantes en tu vida.

Deja tu comentario