El escote cuadrado: favorecedor, elegante y uno de los más populares

De todos los tipos de escote que se pueden elegir para un vestido o traje de novia, uno de los que ha ido tomando muchísima popularidad desde el año pasado es el cuadrado. Inspirado en los vestidos de la aristocracia francesa y la época victoriana, este escote favorece a muchos tipos de silueta puesto que destaca el pecho y permite jugar con el volumen en hombros y mangas. 

 

La manera más tradicional de utilizarlo es con mangas largas, en las cuales la parte de los hombros tenga volumen. Funciona para las mujeres con hombros pequeños, puesto que equilibra el ancho con la cadera. Estas mangas pueden ser rectas, sueltas o bombachas. 

 

Otra opción es combinarlo sí con las mangas largas, pero en estas el volumen se concentra en la parte de las muñecas dejando los hombros normales. En este estilo la atención se concentra en la parte de la cadera, y puede equilibrar con unos hombros naturalmente anchos. 

 

Si no te llama la atención tener mangas de la misma tela, puedes experimentar con otros textiles como el mesh, el cual además de hacer el diseño más fresco, también le otorga una silueta más natural. Esta opción no aporta volumen en ningún punto, por lo que es ideal para cualquier silueta o para quien quiere detalles en otra área. 

 

Ahora, si definitivamente no quieres mangas, puedes optar por un diseño de tirantes. Estos deben ser algo anchos para que la forma del escote sea notoria. Aquí puedes jugar con el volumen y los detalles de la falda para añadir volumen. 

 

Por lo general, el corte que acompaña a este escote en el vestido es recto o más pegado al cuerpo, pero combina bien con vestidos de falda ancha, con pantalones, etc. Lo ideal es sacarle provecho colocando volumen en las partes correctas.

 

Deja tu comentario