Consejos para que tus votos sean inolvidables

Cuando llega la hora de escribir tus votos, pueden pasar mil ideas por tu mente y se puede convertir en un proceso complicado, pues no decides qué es lo mejor para ese momento tan especial en el día de tu boda. ¿Hay recomendaciones para los wedding vows? ¡Claro! Te las dejamos todas a continuación.

 

Olvídate de la pena: no importa si sientes que se escucha un poco “cursi”, si todo lo que dices viene directamente de tu corazón, nada más importa. Este momento estará lleno de emociones muy especiales, por lo que ningún discurso puede parecer demasiado meloso cuando los novios muestran lo mucho que se aman.

 

Escribe varios, al menos tres: haz varios borradores, velos comparando y analiza qué es lo que realmente expresa cómo te sientes, y cuáles son las palabras que más te llenan de emoción.

 

Haz una lista: ¿qué sientes? ¿qué te gustaría incluir? ¿qué es lo más representativo de tu relación? Antes de cualquier paso, anota todo lo que te gustaría mencionar en tus votos, y de poco en poco ve depurando ideas con tus borradores.

 

¿Siempre? ¿nunca?: no existen reglas como tal de palabras o frases que no se deben meter en unos votos matrimoniales, pero es recomendable no mencionar siempre o nunca, hacer promesas tan temprano en esta nueva aventura no es buena idea. En algún punto habrá dificultades y podrías romper ese “siempre”, y está bien, pero mejor no decirlo.

 

Todo incluido: sabemos que es posible que desees incluir muchísimas cosas; todo ha sido significativo para ti, pero evítalo. Mejor elige lo más especial, los recuerdos más hermosos, los sentimientos más profundos.

 

 

¡Inspírate!: de películas, libros, canciones, frases, ¡todo! Encuentra aquello con lo que te identifiques y sea perfecto para expresar los sentimientos por tu pareja.

 

Practica mucho: en voz alta, tomando en cuenta pausas, entonación, y si quieres hacer énfasis detecta dónde. Asimismo, escucharte te hará saber si hay algún punto en el que te gustaría hacer algún cambio, si está corto o largo, y demás.

 

Que alguien te escuche: una persona de súper confianza. Así tendrás una segunda opinión, no necesariamente sobre el contenido, sino también de cómo lo dirás. Aunque claro, toda opinión tómala como eso, y no como algo que debes hacer sí o sí.

 

¡No se los muestres a tu pareja!: puede que te lo pregunte o sientas tentación de compartirlos antes de la boda, pero evítalo a toda costa. No sólo perderán lo especial y el impacto, sino también considéralos como un regalo para tu significant other.

 

That’s it. No te compliques, no te estreses, no pierdas la cabeza. Es cuestión de que los escribas CON TIEMPO, reflexionando sobre lo más representativo de tu pareja, tus sentimientos, y demás. Te aseguramos que, sean como sean tus votos, todos quedarán muy sorprendidos y encantados. Go for it!

Deja tu comentario