Cómo armar un moodboard de inspiración

Es usual que para una boda se elija un tema para toda la decoración, comida, bebidas, etc. Desde estéticas relacionadas con el mar y lo tropical, hasta conceptos relacionados con ferias, años 20, cuentos de hadas, y más. Para tener un punto de partida, siempre se buscan imágenes de referencia, telas, recortes, y cualquier material visual que le permita a la novia organizar todo junto a su wedding planner.

 

Mientras que un tablero en Pinterest es de gran ayuda para buscar inspiración, es recomendable tener un board físico en el cual se puedan añadir ciertas cosas de las cuales se quiera tomar la textura como ejemplo, o materiales que se utilizarán en favors, adornos, entre otros. Para ello, te compartimos esta pequeña guía de cómo hacer un moodboard que realmente refleje la estética que deseas para tu boda, ¡te encantará hacerlo!

 

 

Imágenes y más imágenes

Antes de que comiences a hacer tu board físico, te recomendamos que busques en internet la mayor cantidad de imágenes posible (todo relacionado con el tema que deseas para tu boda). Puedes usar sitios web de inspiración para guardarlas e ir dividiendo por áreas; decoración, comida, flores, etc. Una vez que hayas terminado de buscar varias imágenes, selecciona aquellas que consideres reflejan más lo que quieres en tu gran día.

 

Necesitas hacer una depuración, aunque no hay un mínimo ni un máximo de fotos, te recomendamos que al menos sean diez las de tu selección final. Como límite podrían ser veinte o veinticinco, para que no te satures (recuerda que añadirás otros elementos). La cantidad queda a tu elección.

 

 

Comienza a armar

Una vez que tengas tus imágenes seleccionadas, es momento de imprimir. Puede ser en el papel de tu preferencia; el bond es económico aunque sea a color, pero el fotográfico le da un toque profesional y resalta. Depende de si tienes un presupuesto para ello.

 

Para la base de tu board, puedes usar un tablero de corcho, un pizarrón pequeño, una cartulina cascarón, e incluso una pared. De preferencia, te recomendamos que sea un material en el que puedas sostener tus imágenes y demás con pines, porque la cinta adhesiva puede fallar en ciertas ocasiones o lastimar los papeles.

 

Puedes cortar las imágenes impresas con tijeras especiales para que el borde quede como zig zag, o darles la forma que más te guste. El acomodo de estas en la base es importante, puesto que debe transmitir bien el concepto. Es importante tener en cuenta que no es necesario que todos las fotos sean del mismo tamaño, puedes tener las más llamativas grandes, y las que sean detalles en formato pequeño.

 

 

Los extras

Conforme vayas avanzando en tu planeación, irás añadiendo cosas a tu board. Textiles para tu vestido de novia, bocetos, swatches para los manteles, materiales para favors como papel, cintas, glitter, stickers, y demás. Sí es esencial que tu board ya tenga cierta estructura desde el inicio, pero siempre puedes ir añadiendo más cosas. Sólo ten en mente que debes evitar saturarte o salirte del tema.

 

Un tip es que tomes fotos de todos los avances -degustación de banquete y postres, pruebas de vestido, pruebas de makeup-, y las añadas a tu tablero. ¿Quieres darle un toque muy cute? Toma las fotos con una cámara instantánea, al final podrás armar un álbum con tus polaroids. Con tus fotos en el board, podrás verificar que todo lo que hagas para tu boda tenga relación con la estética.

 

 

That’s it! Te prometemos que el proceso de armar tu moodboard te encantará. Además de que te ayuda en la planeación para que todo siga la misma inspiración, cuando todo termine podrás guardarlo como recuerdo.

Deja tu comentario