¿Boda, viaje o casa? Checa la mejor elección para festejar su matrimonio

Nuevos tiempos traen consigo nuevas tradiciones y formas de pensar distintas. Las bodas son un festejo que se ha celebrado por muchísimos años en todas las culturas, pero conforme han pasado los años, las parejas han comenzado a seguir diferentes caminos al momento de decidir si hacer una fiesta para celebrar su matrimonio, o usar ese dinero para algo distinto.

 

Una opción que ha tomado relevancia recientemente es llevar a cabo un viaje de pareja. Es posible que antes de unirse en matrimonio ya hayan realizado algún viaje juntos, pero esta idea se presenta como algo diferente para celebrar la unión nupcial. Mientras que muchas parejas tienen la posibilidad de hacer tanto la fiesta como el viaje (que es la luna de miel), hay otras que prefieren no hacer el doble gasto, o se les complica.

 

Al igual que la posibilidad de irse de viaje, otra que ha tomado popularidad es que, en lugar de hacer la fiesta de bodas, compran su primer hogar juntos. Es claro que el costo de una casa es mucho mayor que el de una boda, pero ciertamente ese dinero puede usarse para un adelanto, o como pago inicial. ¿Te llaman la atención estas ideas? Hoy te compartimos ciertas ventajas y desventajas de cada una: la boda, el viaje, y la casa.

 

Boda

Tradición, celebración, lo que muchas novias sueñan. La boda siempre es la primer opción que una pareja considera cuando se comprometen. Aunque no necesita ser un evento de una magnitud enorme, sí que representa algo muy especial para muchas personas; tanto para quienes se unirán en matrimonio, como para los familiares y amigos.

 

Las ventajas de organizar y celebrar una boda son bastantes, puesto que es un evento sin igual que llenará de recuerdos inolvidables a la pareja. Esta opción otorga a los recién casados la oportunidad de festejar a lo grande con sus seres más queridos la etapa que están comenzando. Asimismo, es usual que la pareja reciba varios regalos por parte de los invitados, lo cual les ayuda a comenzar la decoración de su casa, y demás.

 

Entre las principales desventajas podemos mencionar que es un gasto que se hace para una sola ocasión, lo cual no es del gusto de algunas personas. También, si se tienen muchos familiares o amistades lejos del lugar donde se llevará a cabo, es complicado que todos tengan la fecha disponible para viajar, ya sea por compromisos personales, trabajo, u otros.

 

Viaje

Como mencionamos, esta opción no se debe confundir con la luna de miel, pues este viaje se hace en lugar de la boda. Lo bonito de esta opción es que hay muchísimos lugares que pueden visitar, que vayan conforme a algo que les guste a los dos.

 

Los puntos a favor del viaje son que puede durar varios días, y pueden recorrer varias ciudades de un país, e incluso visitar varios países. Igualmente, podrán llenarse de recuerdos muy especiales para ambos, explorando y haciendo actividades que salen de su rutina convencional.

 

Por otro lado, en lo negativo podría considerarse que requiere bastante planeación, y si es un viaje internacional se necesita hacer trámites de visas y pasaportes. Asimismo, si lo que desean es compartir un momento especial con familiares, un viaje no es la mejor decisión.

 

Casa

La tercer posibilidad es que adquieran su primer casa como pareja. Esta decisión es muy importante considerarla, y analizar todos los aspectos que conlleva. Como matrimonio deben platicar a profundidad cómo funcionaría su dinámica al adquirir un inmueble, en cuanto a los pagos, los nombres, y demás.

 

Mientras que la boda o el viaje representan algo que en cierto punto llegará a su fin, comprar un hogar es un compromiso mucho más duradero, que trae consigo una responsabilidad grande. Es esencial que establezcan un presupuesto mensual, en el cual se incluya el pago de la casa. Así podrán saber si es una opción que les conviene.

 

¿Ventajas? La más importante es que será un lugar de su propiedad, en donde podrán comenzar a establecerse como matrimonio, y en un futuro si lo desean, formar una familia. Es el primer paso para comenzar a construir su patrimonio.

 

Ahora, desventajas… como ya mencionamos, es un compromiso grande, y de largo plazo. También es una opción que trae consigo la necesidad de hacer varios trámites, que pueden representar un gasto extra.

 

Sin duda, elegir cómo festejar el inicio de su matrimonio es algo que deben analizar entre ambos, tomando en consideración lo que le gustaría a cada uno, y cómo podrían adaptar esos deseos a una realidad para que los dos estén a gusto. Mientras que una opción puede parecer más sencilla que otra, todas representan inversión, tiempo, compromiso, y mucha planeación. ¡Elijan aquello que los haga felices!

Deja tu comentario