5 errores de belleza que debes evitar a como de lugar en tu boda

Tu gran día se acerca y seguramente ya tienes todo planeado, las pruebas de vestuario y de peinado hechas, el vestido listo y todo, y es momento de empezar a hacer los preparativos de belleza para lucir como nunca, ¡cuidado! Hay errores que se nos pueden escapar a todas, así que mejor toma de este artículo para que no haya sorpresas en el gran día.

 

Usar productos que no usas regularmente

Seguramente ya te sabes la de no ponerte cremas y tratamientos nuevos en la cara, pero aplica para absolutamente todo. Mascarillas del cabello, vitaminas nuevas, incluso dietas nuevas. Absolutamente todo se refleja en tu cuerpo, así que mejor no te arriesgues con experimentos demasiado cerca de la ceremonia.

 

Depilarte el mero día

Seguramente estás pensando en que depilarte lo más cerca del día hará que tu piel se vea libre de vellitos nacientes, pero lo cierto es que lo único que lograrás es una piel sensible, en el mejor de los casos, y en el peor, enrrojecimiento, irritación, poros hinchados y mucha incomodidad. Mejor toma tus precauciones y agenda tu depilación con tiempo suficiente para que tu piel sane.

 

Blanquearte los dientes sin anticipación

El procedimiento para blanquearte los dientes es uno que es largo, puede dejar efectos secundarios y requiere cuidados especiales. No querrás pasar tu gran día con una dentadura hipersensible por el tratamiento, o cuidando absolutamente todo lo que comes.

 

Lavarte el cabello el mero día (si llevas recogido)

Puede que se vea más sedoso, pero el cabello recién lavado es más frágil y resbaladizo, así que vas a necesitar más productos para fijarlo. Peor aún, sensible y sin aceites protectores naturales como está, el daño que recibe de esos químicos se refleja todavía peor.

 

Teñirte o cortarte el cabello con menos de una semana de anticipación

Seguro piensas que mientras más pronto, mejor porque más cuidado y fresco se verá tu cabello, pero lo cierto es que recién salido del salón el cabello tiene ese aire artificial, casi de peluca. Con el paso del tiempo las puntas se rompen y el color se asienta mejor, por lo que a una semana estará perfecto y se verá totalmente natural. Eso sí, si ya terminaste la prueba de peinado con un largo, no te atrevas a alocarte y cortarlo a último momento sin avisar, tu estilista va a vengarse y no te gustará.

 

Deja tu comentario