4 errores a la hora de escoger el anillo de compromiso

Todas soñamos con ese momento en el que nuestro príncipe azul va a llegar y ponerse sobre una rodilla frente a nosotras, para entregarnos el anillo más bello del mundo mientras nos pregunta si nos casaríamos con él.

 

Pero hay muchos detalles que no nos detenemos a pensar a la hora de escoger nuestro anillo o a la hora de dar pistas. O directamente, hay errores que a nuestros chicos no les pasa por la cabeza meditar antes de cometer (este artículo es para ellos también) así que te ahorramos el dolor de cabeza. Aquí te van 4 errores que debes evitar a como de lugar a la hora de comprar un anillo de compromiso

1.- Comprar cualquier anillo que se vea como “el de las películas”

 

Una piedra enorme es una cosa que amamos, ¡se ven hermosos! Las películas nos hacen querer uno nos imaginamos con diamantes muy brillantes (y caros), pero lo cierto es que ¡oh sorpresa! Una piedra demasiado grande puede ser demasiado incómoda para nuestro día a día, ¡además de que puede dañarse más fácilmente y perder brillo! No significa que todas las piedras grandes sean un error, siempre es mejor tomar en cuenta el estilo de vida de la novia y su estilo personal en joyería.

2.- Dejarte llevar por los precios

 

Hay que decirlo porque es una de las partes menos románticas de comprometerse: los anillos cuestan, y no cuestan poco. No todos los hombres tienen el dinero para comprar el anillo con el corte del momento, o para comprar el material del momento, pero eso no significa que no puedas tener un anillo bonito. El material es especialmente importante, pero la forma también. Ajústense a un presupuesto y tomen en cuenta todos los aspectos del anillo que les podrían servir. Si la novia planea usarlo diaro entonces quizá un material poco delicado sea lo mejor, o si quiere una piedra grande, podemos invertir más en la piedra que en el material. ¡Las tendencias pasan!

3.- No saber la talla de la novia

 

¿Hay que decir algo más? Claro que los anillos pueden ajustarse pero toma tiempo y dinero, y honestamente todas queremos lucirlo en ese mismo momento, ¡no queremos tener que esperar para una foto perfecta!

4.- No consultar un diseñador especializado en joyería

 

Muchas tiendas te dan la opción de diseñar el anillo que quieres encargar, sin embargo es un arma de doble filo si no tienes la guía adecuada. Muchas piedras no van entre sí porque pueden restarse brillo entre sí, hacerse daño o simplemente armonizar de la manera equivocada. Acude con un especialista en piedras preciosas y en joyería para asegurarte de que todo está bien.

¡No te olvides de compartir esto con tu novio por si acaso!

Deja tu comentario