Trash the Dress! Usa tu vestido de novia para unas fotos increíbles

¿Te has preguntado qué sucederá con tu vestido, una vez que pase tu boda? ¿ya tienes algo en mente? Mientras que puedes donarlo, venderlo o guardarlo, existe una opción sumamente divertida, sobretodo para las novias que desean tener la mayor cantidad de fotos y recuerdos de su día especial: ¡haz una sesión trash the dress!

 

Si no habías escuchado sobre esto, hoy te contamos todo sobre este tipo de sesiones fotográficas, y por qué es una tendencia que no ha muerto. Además de ser súper divertido, un trash the dress sin duda te regalará momentos únicos con tu pareja, y será el cierre perfecto de tu boda.

 

El trash the dress consiste en una sesión de fotos, en la cual la novia utiliza su vestido en un ambiente totalmente diferente al de la boda: urbano, en el mar, en el campo, en una construcción, y demás. La idea de este concepto es que, una vez que pasó la boda y todo lo elegante, la novia tenga la libertad de tener fotos mucho más divertidas junto con su pareja, sin preocuparse de que el vestido pueda mancharse.

 

Las opciones son infinitas, y tú decides qué tanto estás dispuesta a que el vestido deje su estado perfecto. Puede ser sólo en el agua o en el campo, donde las manchas serán mínimas. Para las novias más atrevidas, la sesión puede involucrar pintura, polvo de colores, e incluso tierra. En casos extremos, hay novias que llegan a destruir el vestido.

 

 

Lo cool de este concepto es que para las fotos no tienes que verte igual que en tu boda (peinado, makeup, zapatos…). El look es mucho más libre y relajado, puesto que las fotos al final del día tendrán un estilo más cercano a lo divertido y espontáneo. Incluso puedes jugar con los complementos de tu outfit, para que combinen con el ambiente en donde serán las fotos, ¡no tengas miedo de experimentar!

 

Además de la originalidad de las fotos, todo es mucho más fluido, pues también se busca que estas imágenes reflejen la personalidad de ambos, y se note su dinámica como pareja. Por ello, lo ideal es que la sesión se haga en un lugar en donde se sientan cómodos, e incluso que tenga un significado especial en su relación.

 

Es importante mencionar que, evidentemente en la sesión no sólo se ensuciará el vestido de novia sino también el traje de novio, pues lo interesante de este concepto es que usen las prendas que vistieron para su boda, las cuales cumplieron con su función principal y ahora les servirán para tener una nueva experiencia.

 

Si te gustaría tener ideas sobre cómo podría ser tu sesión trash the dress, te dejamos una lista de opciones y una galería llena de inspiración, para que tú y tu esposo puedan encontrar una opción que les encante a ambos. ¡No te arrepentirás!

 

 

Ideas:

  • Una sesión con tu mascota.
  • En el mar (ya sea en la orilla o buceando).
  • En un juego de gotcha.
  • Cabalgando
  • Haciendo algún deporte (atletismo, fútbol, etc.).
  • Si no te gusta el mar, puede ser en una alberca o parque acuático.
  • En un lugar lleno de naturaleza (selva, bosque).
  • Con trampolines.
  • Con polvos de colores.
  • Haciendo una pintura o escultura.
  • Con diversos backgrounds urbanos (paredes cool en la ciudad).
  • En un restaurante interesante y divertido.
  • Es un local de juegos.
  • ¿Ni mar, ni alberca? ¡Un cenote!
  • Recorriendo la ciudad en bicicleta.
  • En una feria o parque de diversiones.

Deja tu comentario