Querida familia: contratamos fotógrafo

Cuando te dan anillo y empiezas a elegir a tus proveedores, el que indudablemente va a costar un poco más de trabajo es el fotógrafo, esto porque nosotros tenemos una amplia gama de estilos que se distinguen tanto entre los fotógrafos locales como entre los extranjeros y foráneos, y claro que la novia siempre va buscando “el indicado”. Todas las novias saben que los recuerdos que mejor se conservarán de ese día son las fotografías y videos, y por tanto están súper determinadas a contratar a quien pueda llevar a cabo el trabajo que esperan ver. Y a veces el principal obstáculo para eso no es la habilidad del fotógrafo, (¡aunque no lo creas!) sino los invitados.

En la actualidad, los fotógrafos sufrimos un montón de barreras y enfrentamos muchos obstáculos en los eventos: Limitaciones sobre las áreas en donde te puedes mover, mal clima, niños que están corriendo mientras sucede el baile o la ceremonia nupcial y bueno el mas temido: los tíos con cámara.

Es entendible, ¡claro! Con toda la emoción del gran día, todos los invitados quieren llevarse un recuerdo y le toman foto hasta al centro de mesa para que nada pase desapercibido, pero ¡relax! La fiesta ha sido hecha para que puedas disfrutarla, y aunque las selfies están permitidas y claro que puedes hacer gala de la macro cámara de tu Smartphone, pero los momentos importantes son para vivirlos, ¡los novios ya contrataron a un fotógrafo profesional para guardar esos momentos!

¿No piensas que sea tan grave? Pues en mi experiencia te puedo contar que me ha tocado evadir desde tabletas hasta cámaras VHS (sí, esas cámaras VHS con un casete gigante y etiqueta de fabricación de 1932), que la señora me toque el hombro para decir “me tapas, muévete” o que en un momento mágico un invitado aparezca de repente con el celular frente a mi lente.

No me canso de repetirlo, los novios han contratado a un fotógrafo profesional para guardar sus momentos más preciados, y una vez que tengan con ellos esas fotografías, las van a compartir con ustedes. ¡Lo mejor que pueden hacer en una boda es permitir que el fotógrafo haga su trabajo! ¿Cómo? Respetando el espacio, cuidando a los niños que corren por la pista (sobre todo en momentos especiales) guardando el celular cuando hay que tener los ojos en los novios y disfrutando del evento, de cada lágrima y cada carcajada. ¡De las fotografías nos encargamos nosotros!

Gerardo Montañez

@gerardomontanezphotography

Deja tu comentario