Qué hacer y qué NO hacer cuando planeas una boda

La llegada de una boda trae muchísimas emociones encontradas, mucha agitación y prisa, y muchas ganas de celebrar con todo, así que es súper normal olvidar algunas etiquetas básicas de planeación. Es por esta razón que te traemos las normas más top de etiqueta de planeación que no se te pueden ir de las manos.

Lo que debes hacer

Elige el lugar de tu boda con mínimo 9 meses de anticipación. Esto es de suma importancia ya que, aunque no lo parezca, los salones, haciendas y otras locaciones suelen estar llenos todo el año, es mejor prevenir y asegurar tu lugar con anticipación.

Usa una tabla de asientos. Ayuda a ubicar a las personas más rápido para que sepan dónde sentarse y con quién se estarán sentando.

¡Escucha a tu WP! Sabemos que es tu gran día y tienes muchísimas ideas y quizá si improvisamos un poco puedas tener la boda de Pinterest que quieres, pero si tu Wedding Planner te dice que quizá hay que pensarlo mejor, pues piénsalo mejor. Aprovecha la experiencia que tiene un asesor de bodas. Él sabe qué es lo que más te conviene a ti y al presupuesto de tu boda.

 

Lo que NO debes hacer

No sientes a las personas mayores cerca de la banda o el equipo musical, ya que este puede causarles conflicto por el nivel de sonido que, después de unos minutos, se vuelve incómodo.

No te olvides de las personas que son vegetarianas, veganas, intolerantes a la lactosa, diabéticas o que padecen de alguna condición que no les permite consumir de la comida regular. Ellos también querrán divertirse en tu gran día y no querrán estar preocupándose por situaciones adversas relacionadas con la comida. Si no quieres planear muchos menús, incluye al menos una opción 100% vegana en tu platillo (una ensalada, una guarnición), es difícil fallar con las verduras.

No te demores más de tres minutos cuando hagas un brindis. Si quieres mantener al público atento y pendiente entonces lo mejor es que tu brindis sea corto, de esta manera no se aburrirán.

Deja tu comentario