¡Nunca te pongas esto para una boda!

Asistir a una boda usualmente es algo bastante divertido; además de admirar las historias de amor que se desarrollan frente a nosotros, pasamos un buen rato festejando junto a amigos o seres queridos, disfrutamos de un banquete delicioso, y le deseamos lo mejor a la pareja. En ocasiones las invitaciones incluyen un dress code: gala, cóctel, etc. Pero, ¿hay reglas que debemos de respetar sin importar este código? Te compartimos algunas elecciones de vestimenta que sí o sí, debes evitar.

 

¡El blanco!

Parece una situación obvia, pero nunca está demás recordarlo. El día de la boda, la novia es la que brillará con su vestido, y por ende debemos evitar a toda costa asistir en un outfit que sea blanco, o de un color similar: beige, off-white, azul o gris muy ligero, crema, etc. Si deseas usar un vestido de tonalidades claras, los pasteles como el rosa o el lila son excelente opción, pero deben ser lo suficientemente diferentes del blanco.

 

Mega high heels

Las plataformas déjalas para las salidas entre amigas o para el antro. En una boda lo más recomendable es usar tacones que no te incomoden o te cansen rápido, además de que hay ciertos tipos de zapatillas que lucen más elegantes que otras. Prueba unas sandalias con tacón y tiras delgadas (están súper de moda), unos stilettos discretos, o algo con tacón cuadrado sin plataforma.

 

Shorts, jeans, t-shirts…

¡No, no y no! Este tipo de prendas son perfectas para los fines de semana o para una salida al cine, pero son demasiado informales para una boda, incluso si esta es en un jardín o algo más íntimo. Si no te encanta la ropa formal, opta por un pantalón de vestir que no sea de traje y una camisa, un vestido maxi fresco, u otros. ¿Shorts por qué no? Te lo explicamos a continuación.

 

Escotes o mucha piel a la vista

Para gustos los colores, pero para una boda lo mejor es tratar de ser más discretos con nuestro look (eso no significa vernos aburridos o simples). Enseñar mucha piel, usar cosas muy cortas o escotes muy pronunciados puede llamar la atención de la forma incorrecta, o puede provocar que algunas personas te juzguen -lo cual no está bien, pero es difícil cambiar las ideas de los demás-. Mejor elige algo que te haga sentir bien, conservando tu estilo pero recordando que en la fiesta debe brillar la pareja. Si de verdad quieres un escote, en la espalda lucen bastante bien.

 

¿Y el dress code?

No lo rompas, por algo la pareja lo pidió. Si no tienes prendas que vayan de acuerdo al código y no quieres hacer un gasto, puedes rentar tu outfit. Lo recomendable es que todos los asistentes sigan el dress code, de lo contrario podría parecer que hay falta de interés o de respeto.

 

Transparencias

Ojo aquí. No te decimos que no las uses, pero ten la precaución de verificar cómo luce el vestido/outfit bajo la luz, o frente a esta, ya que puede suceder que se transparente demasiado y provoque que se vea tu ropa interior, o mucho más. Esto es más que nada para tu comodidad.

 

Tenis o flip-flops

Aunque son súper cómodos, lucen cero elegantes. Puedes elegir zapatos con tacón bajo o sin tacón, pero trata de que todo sea de vestir. Eso sí, si en la fiesta reparten las tradicionales sandalias o pantuflas para bailar, ¡no las dejes de lado!

 

Lo ideal es que te sientas sumamente cómoda con tu atuendo, pero siempre ten en mente que la pareja es la que debe brillar, pues es su momento más especial. ¡Planea todo con tiempo!

Deja tu comentario