Maquillaje de novias, los tips básicos

En un día tan especial, la mayoría de las novias quieren un maquillaje totalmente diferente a su apariencia habitual, pero a muchas les preocupa equivocarse y terminar luciendo demasiado diferentes. 

 

Es por eso que encontrar un maquillador experimentado y capaz de crear la combinación perfecta de sombras, base, y labiales que se ajusten a tu tono de piel y a su vez vaya con el estilo de boda que planeas, es de suma importancia, ya que con el maquillaje adecuado tus facciones resaltarán aún más para que luzcas hermosa en las fotos.

 

¿Cuándo reservar tu maquillador de bodas y para quién reservar?

Elige a tu maquillador de bodas entre cuatro y cinco meses antes del gran evento. Debes reservar tanto para el día de la boda como para una prueba de dos o tres meses antes.

 

No te olvides de contratar al maquillador para las damas de honor y posiblemente la madre del novio también, así como para ti misma. Solo recuerda que tú eres la única que debería tener una sesión de prueba.

 

Elegir un maquillador para bodas

Cuando hables con los posibles maquilladores y decidas a cuál elegir, te harán preguntas sobre: la iluminación en la ceremonia y la recepción, el tipo de lugar que has elegido, el color de tu vestido de novia (blanco, ivory, ecru, etc), el tema general de la boda, y el peinado que tienes en mente. Todos estos son datos importantes que ayudarán a tu maquillador a crear un mejor look que se ajuste a ti, y a su vez darte un mejor servicio. 

 

Busca a un maquillador que tenga una amplia gama de estilos en su repertorio y que esté preparado para escuchar lo que tú deseas, al mismo tiempo deja que te haga sugerencias para que así ambos puedan trabajar en conjunto y te veas hermosa en tu día.

 

Recuerda que si no estás completamente satisfecha con tu prueba de maquillaje, reserva otra cita o busca otro maquillador.

 

 

Los mejores consejos de belleza para novias

  • Elige colores que combinen con tu cutis. Por lo general a las morenas les va bien tonos cálidos de ciruela, crema y cobre, mientras que las rubias pueden lucir tonos más fríos como lavanda, gris azulado y verde azulado. Las pelirrojas se ven hermosas en tonos melocotón, gris o verde musgo.

 

  • Muy pocas novias pasan el día sin algunas lágrimas de alegría, así que asegúrate de evitar los ojos de panda usando un rímel a prueba de agua de buena calidad.

 

  • Si deseas realizar algún cambio en tu rutina de belleza y cuidado de la piel, hazlo varias semanas antes de la boda. Hacerse un tratamiento facial o usar un nuevo producto de belleza la semana anterior al gran día puede provocar un brote muy inoportuno.

 

  • Conseguir el cutis perfecto el día de tu boda puede requerir más que una buena base. El estrés de la planificación de la boda puede provocar brotes y problemas de piel, así que tómate un tiempo para relajarte y cuidarte antes del gran día. Toma muchísima agua y batidos de frutas, y trata de limitar la cantidad de café y alcohol que consumes. Adquiere el hábito de limpiar e hidratar diariamente, preferiblemente varias semanas antes de la boda.

 

Deja tu comentario