Lo que debes saber antes de elegir el vino para tu boda

A la hora de comenzar la planeación de una boda, uno de los elementos primordiales a tener en cuenta son las bebidas que se van a ofrecer. Además de los esenciales como refrescos, agua, jugos y agua mineral, es necesario considerar qué vino se ofrecerá (aparte de otras bebidas alcohólicas).

 

Para hacer esta elección, es necesario pensar a profundidad varios detalles de la boda. ¿Dónde será?, ¿qué comida se va a servir?, ¿cuántos tipos de vino se quieren incluir? Es primordial mencionar que no es obligación comprar el vino más costoso, pues eso no asegura que vaya a tener éxito entre los invitados. Mientras se seleccionen unos de calidad y que vayan bien con el evento, no habrá que preocuparse.

 

Existen cuatro tipos de vino (que tienen diversas variaciones), que son las principales opciones entre las cuales elegir: vino tinto, blanco, rosé y espumoso. Los primeros tres usualmente son los seleccionados para acompañar el menú, y el cuarto es para la hora del brindis. A continuación te contamos un poco sobre cada uno.

 

Tinto

 

  • Ideales para eventos nocturnos.
  • Queda de maravilla en bodas hechas en invierno.
  • Perfectos para acompañar carne de res y quesos.
  • De preferencia elegir uno suave, el amargo puede no gustar.
  • Los populares: merlot, pinot noir, cabernet sauvignon.

 

Blanco

 

  • La mejor opción para tomar con mariscos.
  • Suele ser fresco, ideal para cóctel de inicio.
  • Buena elección para bodas en playa o verano.
  • Va perfecto con sopas y pastas.
  • Los Chardonnay combinan muy bien con postres.
  • Los populares: pinot grigio, chardonnay, sauvignon blanc.

 

Rosé

 

  • Versátil, funciona para carnes, pastas y mariscos.
  • Usualmente tienen menos alcohol, ideal para eventos matutinos.
  • Suelen ser frescos con un toque afrutado.
  • Perfecto para eventos en exteriores.
  • Los populares: sangiovese, grenache, white zinfandel.

 

Espumoso

 

  • Como ya mencionamos, es la opción top para brindar.
  • Es ideal servirlos muy fríos.
  • Buena opción para un menú con carne blanca o mariscos.
  • Esta opción también funciona como cóctel de inicio.

 

No olvides que es sumamente importante considerar la época en la que se hará la boda, si será casual o de etiqueta, y qué tipo de personas irán (jóvenes, adultos, personas de la tercera edad, quienes tomen y quienes no). También es necesario hacer una cata de varios vinos antes de elegir, y de preferencia probarlos también con el menú final. ¡Qué delicia!

Deja tu comentario