Gastos de boda que no debes pasar por alto

Planeando el presupuesto para tu boda puede que haya ciertas cosas que lleguen a tu mente de inmediato: vestido, banquete, decoración, locación. Pero, ¿tienes en cuenta los gastos inesperados? ¿o aquellos que podrían pasar desapercibidos? Te compartimos una lista de ciertos pagos que se deben hacer y que podrías olvidar.

Pago de correo: en caso de enviar invitaciones por correo postal, es necesario hacer el pago por cada envío (sellos), sobre todo si es internacional.

Papelería de la boda: no sólo las invitaciones… menús, números de mesa, etc.

Sonido en la ceremonia: si en la iglesia no hay, llevarlo. Si es ceremonia en casa o en locación, se debe rentar.

Tratamientos de belleza: no sólo es el beauty look, sino también algún facial, una mascarilla para el cabello, depilación, entre otros.

Lencería y accesorios: para el día de la boda y para cualquier otro evento bridal.

Ajustes: del vestido, el traje, los anillos.

Pruebas de makeup: sí, es necesario hacerlas para que te asegures de enamorarte de tu look (también del cabello).

Otros outfits: para la despedida de soltera, la cena de ensayo, etc.

La iluminación: puede parecer obvio, ¡pero sí se olvida! Al igual que la planta de luz.

Propinas: para los proveedores, meseros, y todos los que apliquen.

Horas extra: lo más común es pasarse de horas con la música, pero puede haber otros servicios que lo cobren.

Incluirte en los invitados: ¡tú también comerás!

Alimentos para los proveedores: es más que justo ofrecerles un platillo y bebidas para que trabajen a gusto.

Coordinador del día: puede ser tu WP, pero si está muy ocupado necesitará ayuda.

Decoración extra: para la boda o para cualquier festejo antes de.

Regalos para tus padres: y para tus suegros.

El registro de matrimonio: si se casarán por boda civil, el costo del registro varía dependiendo de la locación de la ceremonia. Para la boda religiosa también se pueden hacer aportaciones económicas.

Colados: ¿y si llega alguien que no está invitado?

Desayuno para el wedding party: para que arranquen con ánimo el día.

Lo inesperado: ¡todo puede pasar! Hay que tener un colchón de dinero para cualquier imprevisto.

Deja tu comentario