¡Evita estos errores al planear tu boda!

La planeación de una boda es complicada; requiere tiempo, mucha organización, ordenar prioridades, y sobretodo ¡tener en cuenta los errores que se deben evitar! Mientras que no existe evento perfecto en el mundo, sin duda hay ciertas cosas que se pueden evadir si se tiene el cuidado necesario.

 

Pasarte del presupuesto

¡Ojo aquí! Por algo se establece un presupuesto; es el dinero con el que cuentas, no más -y no menos, claro-. Sabemos que hay muchas cosas que pueden llamar tu atención, y que tal vez te gustaría incluir en tu evento, pero que pasan tu budget. En tal caso, acércate con tu wedding planner para ver cómo se puede resolver. Lo importante aquí es no rebasar el límite que ya estaba establecido para tu boda.

 

¡Quiero esas flores!

Así como las frutas y las verduras, las flores tienen su temporada. Hay algunas perfectas para la primavera, otras que florecen en verano, y algunas para otoño e invierno. La cuestión aquí es que, no te cierres a la idea de tener sólo un tipo de flores en tu evento. Sabemos que es difícil hacer cambios en ciertas ocasiones, pero si no es la época de las flores que quieres será mucho más difícil conseguirlas, mucho más costoso, y podrían arruinarse más rápido. Asimismo, hay ciertas flores que tienen un mayor precio que otras, así que si en tu presupuesto no entra tu opción número uno, siempre ten un backup!

 

Sólo compré el vestido…

Un error que es importantísimo evitar es gastar todo el presupuesto del atuendo de novia ¡sólo en el vestido! Recuerda que necesitas zapatos, velo, y si gustas, un bolso. Lo que recomendamos es que mejor establezcas una cantidad para cada compra, en vez de englobarlo y terminar sólo con tu wedding dress listo.

 

¡No llegó el vestido!

Ya que mencionamos el wedding dress, un error que puede tener consecuencias graves es buscar el vestido en una fecha cercana a la boda. Si tu diseño será hecho a la medida, con mayor razón necesitas al menos seis meses para que todo quede perfecto. Recuerda que no sólo es elegir el vestido; se necesitan ajustes y varias pruebas antes de la versión final.

 

 

Reservaciones tardías

Si ustedes se encargarán de hacer todo el booking de las habitaciones de hotel para sus invitados, sus padres, o para ustedes mismos, es esencial hacerlo con el tiempo de antelación perfecto. Sobretodo si su boda será en un destino turístico, y/o en temporada alta. De hacerlo tarde, puede que no encuentren habitaciones suficientes o que el costo esté bastante elevado.

 

Una lista eterna de invitados

Mientras que no existe un límite “tradicional” de invitados para una boda, te recomendamos que no hagas una lista demasiado larga, sobretodo si incluyes a personas con las que realmente no tienen relación ni tú ni tu pareja. Asimismo, tu presupuesto puede ser un limitante para tener una cantidad de asistentes muy grande.

 

¿Amigos o expertos?

Es posible que tengas amistad con personas a las cuales les guste tomar fotos, hacer repostería, y demás, pero es esencial que para cualquier cosa relacionada con tu boda, contrates a un experto en el tema. Mientras que tus amigos pueden parecer una buena opción porque ya los conoces, los profesionales tienen experiencia que los respalda; tendrás la seguridad de que harán que todo salga de maravilla, y que en caso de emergencia podrán resolver de manera adecuada.

 

¡Todo yo!

Sí, sabemos que la planeación de la boda es una de las cosas que más disfrutan las novias, pero si un familiar o amigo cercano te ofrece ayuda, ¡acéptala! Es recomendable tener un equipo de personas con las que tengas una relación estrecha, las cuales te acompañen en el proceso de organización. No te conviertas en una bridezilla, aprende a delegar actividades para que no te sientas estresada.

 

Deja tu comentario