Do’s y Dont’s del vestido de novia

¿A punto de iniciar tu búsqueda del vestido perfecto? Te compartimos algunos puntos que sí o sí debes de tomar en cuenta, y otros que es mejor evitar. Te aseguramos que con estos consejos lograrás encontrar tu vestido sin problema, ¡toma notas!

 

Do’s

Fotos: tómate muchas fotos con los vestidos que te pruebes, y en diversos ángulos (y si puedes, bajo diferentes tipos de luz). Esto te ayudará a saber de cierta forma cómo lucirías con el diseño en fotografías.

Dentro del presupuesto: ¿tienes un budget fijo? ¡Apégate a este! Por más que quisieras un vestido mucho más caro, si tu presupuesto no lo permite, desde el principio pon ese límite y sólo busca diseños partiendo de lo máximo que puedes pagar, bajando a menor costo.

Camina, da vueltas, siéntate…: el día de la boda no estarás sólo parada, bailarás, cenarás, y mucho más. Asegúrate de que el vestido que elijas te permita estar cómoda de todas las formas posibles. Evita estar apretada cuando te sientes, o que si intentas bailar el vestido se baje, se ponga tieso, etc.

Asesórate: ya sea con las personas que te atiendan en el showroom o con el diseñador, permite que te ayuden a escoger, que te recomienden siluetas, textiles, y demás. Al final del día, son expertos en el área y quieren que te sientas enamorada de tu vestido.

Términos: infórmate sobre los términos que se utilizan en el mundo bridal para describir cuestiones del vestido, como el tipo de escote, el nombre de la silueta o de algún textil, etc. En este artículo te dejamos más detalles sobre eso.

 

Dont’s

Lencería: es muy, muy importante elegir la ropa interior correcta para el vestido de novia, y esta dependerá del diseño. Asesórate en el showroom, y de ser posible pruébate los vestidos con varios modelos de ropa interior, para asegurarte de que no se marcan.

Sólo un estilo: aunque tengas muy claro qué quieres, nunca está demás probar con otros estilos, te podrías sorprender. Pruébate todos los que quieras, y busca cuál te hace sentir de la mejor forma.

La prima, la tía, la amiga: no es necesario que vayas con muchísimas personas a buscar tu vestido. ¿Por qué? Sencillamente porque todos van a querer opinar, y es posible que no siempre coincidan, aunque recuerda que al final TÚ debes ser quien elija, tú serás quien use el vestido no otras personas.

¿Y los extras?: el vestido ya está, ¿qué falta? No olvides considerar el pago del velo, los zapatos, los accesorios, si usarás cinturón, tocado, capa, etc. Puede que al sumar todo, te pases del presupuesto y eso será un problema.

¡Eso es todo! No te estreses con la búsqueda de tu wedding dress, haz que sea un proceso divertido y lleno de emoción. Sí, puede que no sea lo más fácil (igual y sí), pero recuerda el objetivo final: verte espectacular el día de tu boda. Good luck!

Deja tu comentario