Brunch con damas de honor: lo que tienes que saber antes de llevarlo a cabo

Una de las celebraciones opcionales antes de una boda es el brunch o almuerzo con las damas de honor. Y decimos opcional porque no todas las novias lo festejan, pero sin duda es un evento que sirve para reunir a las mujeres que apoyan en la organización de las actividades previas al gran día, como son la despedida de soltera, la búsqueda del vestido, la prueba del menú, entre otras.

 

A diferencia de la despedida de soltera, usualmente este brunch es mucho más íntimo; las invitaciones normalmente se limitan sólo a las bridesmaids, a la mamá de la novia y del novio, a las hermanas, y en caso de tener, a la niña de las flores con su mamá. El objetivo de esta reunión es, además de pasar un momento especial con ellas, agradecerles por el incondicional apoyo en el camino rumbo a la boda.

 

Esta pequeña reunión puede ser organizada por la mamá de la novia, la dama de honor principal, o incluso la propia novia. No tiene que ser obligatoriamente un brunch, puede ser una ida al spa, una reunión en casa, una cena, y demás. Pero te recomendamos que te vayas por la opción del brunch, puesto que además de los deliciosos bocadillos y bebidas, hay espacio para platicar, hacer actividades, y más.

 

Para escoger el menú de tu brunch, te recomendamos que tengas en consideración incluir opciones vegetarianas y veganas, en caso de que alguna invitada siga uno de estos estilos de alimentación. Lo ideal es incluir canapés o platillos muy frescos y ligeros, e incluso repostería como tartaletas de fruta, macarons y panecillos. Todo acompañado con bebidas como té -frío o caliente-, café, jugos, o las populares mimosas.

 

 

¿Y los regalos? ¡No son para la novia! Algo que tienes que avisar con tiempo a tus invitadas es que no deben llevar regalos para ti -para eso está la despedida de soltera-. En caso de querer incluir regalitos, que sean pequeños favors para las asistentes. Recuerda que la reunión es para agradecerles, haz que se sientan consentidas y queridas.

 

Para los favors hay muchísimas opciones, pero te recomendamos que sean cosas que les sean muy funcionales; maquillaje, un kit de spa, un kit de manicure, batas de baño con pantuflas, una taza con treats deliciosos, etc. Si gustas, pueden ser cosas personalizadas, pero no te sientas presionada a gastar mucho o que sea algo muy grande, lo que cuenta es el sentimiento con el que se los regalas.

 

Después de disfrutar los canapés… ¿qué procede? Puedes hacer un brindis en honor a las invitadas. Si eres penosa o muy sentimental -tanto que podrías llorar-, te aconsejamos que practiques el speech, para que en el momento las emociones no te agarren desprevenida. Un tip que te damos es que, si tienes videos y fotos de todos los momentos que han vivido en las actividades relacionadas con la boda, hagas una pequeña compilación y la proyectes antes del brindis.

 

Es importante mencionar que lo ideal es llevar a cabo el brunch uno o dos días antes de la boda, lo más cercano al gran día que se pueda, puesto que para esa fecha es probable que ya esté todo listo y sólo estén esperando a que llegue el momento especial. Será muy significativo expresar tu agradecimiento por toda la ayuda recibida hasta ese punto, y las preparará para que el día de la boda sea mucho más especial para todas.

 

Te invitamos a que seas creativa y que organices un brunch que deje a todas con sentimientos de mucha felicidad y cariño. Este pequeño evento hará que todas -incluida tú- tengan un momento de relajación y diversión antes de la boda. No te desesperes por planificar algo súper perfecto, lo bonito del brunch con las damas de honor es que sea algo casual, pero lleno de emociones y gratitud. We love it!

 

Deja tu comentario