Beauty routine: luce pies perfectos el día de tu boda

El día de tu boda todos los detalles cuentan: quieres que tu maquillaje, peinado, vestido y cada elemento de tu look estén perfectamente balanceados y pulidos, ¡es tu momento de brillar! Por lo que es necesario tomar tus precauciones antes del gran día.

 

Los pies son una zona que está frecuentemente expuesta a daños, rozaduras y desgaste por la vida diaria, y si durante tus días de planeación te la pasaste caminando de aquí para allá, en visitas con proveedores, citas con tu Wedding Planner, salidas con amigos, pruebas de vestido etc, entonces un cuidado extra antes del gran día es necesario para que durante tu boda cada rincón de tí se vea espectacular.

 

¡Sigue esta rutina durante las semanas previas a tu boda y despreocúpate de pies cansados, desgastados o secos! ¡Luce pies de It Girl!

Mantén tus pies bien hidratados, pero secos

¿Suena contradictorio? ¡Quizá! El secreto de mantener pies saludables y hermosos está en que la piel mantenga una humedad suficiente para que se conserve suave, y al mismo tiempo que el ambiente se conserve seco. Utilizar calzado que provoca sudor, se humedece o no secar bien tus pies después de salir de la ducha son hábitos que dan la bienvenida a hongos y bacterias. Asegúrate de elegir el calzado adecuado, que permita a tus pies respirar y que no fomente la sudoración.

Además de secar adecuadamente tus pies después de ducharte, recuerda lavarlos bien todas las noches antes de ir a la cama (¡un secreto para mantener tu piel libre de imperfecciones también! Mantén tu cama, almohada y habitación muy limpios). Una crema hidratante y un masaje relajante siempre después de ducharte o después de exfoliarte es un must.

Exfolia y retira las callosidades una vez a la semana

Los pies están en constante erosión, y la piel naturalmente se endurece para protegerse, sin embargo el resultado son parches de piel endurecida y reseca que luce muy antiestética.

 

Una vez a la semana tómate un tiempo para remojarlos un rato en agua caliente infusionada con algún aceite escencial, tratamiento renovador o con ingredientes naturales como té de rosas. Luego quita la piel muerta muy gentilmente con una lima de pies. Para prevenir que las callosidades se hagan demasiado gruesas puedes utilizar un exfoliante de azúcar o de café durante tus duchas, y retirar la piel muerta de ese modo. Con hacerlo dos veces a la semana basta.

 

Si vas a exfoliarte antes de tu boda hazlo un día antes, para dejar que la piel se reacomode. En tu gran día vas a estar moviéndote mucho, ¡dales un tiempo para descansar luego de tu homespa!

No subestimes el poder del pedicure

Aunque es cierto que encargarse de recortar, limar y limpiar las uñas es algo que podemos hacer desde casa, invertir en un buen pedicure con tratamientos, antifungicidas, y la labor de un profesional sí que cambia la vida de nuestros pies. Invierte en pedicures-spa al menos una vez al mes para mimar tus pies y dejarlos siempre perfectos.

Está de más decir que uno de estos es obligado antes de tu gran día, no solo porque tus pies tienen que lucir genial, sino porque además te mereces consentirte luego del estrés de tu boda.

 

¡Listo! Estos consejos te servirán para mantener unos pies llenos de vida durante tu boda, luna de miel y hasta tu vida cotidiana, ¡recuerda que cada detalle cuenta durante tu gran día!

Deja tu comentario