6 tradiciones nupciales que nunca pasan de moda

Cuando se trata de bodas, hay de tradiciones a tradiciones. Algunas se llegan a considerar antiguas y se modifican o se cambian por nuevas formas de hacer ciertas cosas. Pero, dentro de todo esto, hay seis tradiciones que han formado parte de las celebraciones nupciales por mucho tiempo, y es seguro decir que estarán activas muchos años más. 

 

Las damas de la novia 

En sus orígenes, las damas se vestían igual que la novia para confundir a cualquier mal espíritu que quisiera dañarla. Actualmente, son quienes apoyan a la bride-to-be durante todo su camino hacia el gran día, tanto emocionalmente como con actividades. 

 

Groomsmen 

Su origen no es muy caballeroso, puesto que ayudaban al novio a buscar a su prometida y llevársela, en caso de que ella no quisiera casarse. Lo bueno es que en la actualidad el rol de este grupo ha cambiado, y así como las damas, son quienes apoyan al novio en ciertas actividades y están ahí para compartir la alegría. 

 

Algo azul, algo prestado, algo antiguo, algo nuevo

Esta posiblemente la conoces mucho mejor. 

Azul: representando fidelidad. 

Prestado: para recibir sabiduría.

Antiguo: para que la novia recordara de dónde venía y a su familia.

Nuevo: para que la pareja tenga un futuro próspero y lleno de felicidad.

 

 

Los boutonnières 

En las batallas antiguas -medievales-, los caballeros usaban los colores de sus amadas para representar su amor. Hoy en día el significado es similar, aún más porque casi siempre este se coloca sobre el corazón. 

 

Anillos y dónde van 

Estos siempre han representado el compromiso entre la pareja, pero en su momento se creía que el dedo anular de la mano izquierda estaba conectado directamente con el corazón, por medio de la vena amoris

 

¡Puede besar a la novia! 

Esta tradición viene de la antigua Roma. El beso era el símbolo oficial y legal del comienzo del matrimonio y el compromiso entre la pareja. Ahora no es un requerimiento legal, pero sí que conserva su significado simbólico.

 

Deja tu comentario