5 ventajas de tener una boda de invierno

Las bodas de invierno  son una experiencia de la que se habla poco, pero que tienen todo para prometer un evento inolvidable para ti y para tus invitados. La magia, sofisticación y elegancia que la temporada te brinda es una de nuestras cosas favoritas, y aquí te queremos compartir cinco cosas que te harán decirle que sí a una boda invernal.

Menos estrés

La ventaja de hacer una boda en el invierno es que las celebraciones suelen hacerse en lugares cerrados. Los invitados a menudo se encuentran expuestos al calor y al frio en todas las bodas al aire libre y eso puede llegar a ser muy incómodo. El riesgo de lluvia y viento puede hacer que el periodo de planificación sea estresante, además de que añade al presupuesto porque sí o sí necesitarás una carpa.

 

Humedad

En la temporada de invierno hay muy poca humedad, así que el clima es perfecto de noche. Tu pelo y maquillaje te agradecerán mucho.

 

Mas lugares y mejores tarifas

Los meses de invierno no son tan atareados como los demás. Aparte de que los lugares podrán enfocar más su atención y tiempo en tu gran día. Al no ser tan ocupados, las tarifas disminuyen mucho.

 

Es algo fuera de lo común

Es mucho más original. Ya que es una temporada diferente, las flores, la comida y la decoración son diferentes. Esto te da la oportunidad de hacer tu boda única y especial.

 

Etiqueta negra

Si estas planeando una boda formal, puedes apostar que escucharás menos quejas de tus invitados sobre la etiqueta negra ya que afuera estará haciendo frío.

Estas son solamente algunas de las ventajas que se te presentan al hacer una boda en invierno. Anímate y haz algo completamente diferente.

Deja tu comentario