20 alternativas a los diamantes para anillos de compromiso

En muchas ocasiones cuando se piensa en anillos de compromiso, la primera piedra preciosa que se relaciona a estos es el diamante. Tradicional y clásico, es por defecto el seleccionado para brillar en el anillo. Y, aunque se dice que el diamante es el mejor amigo de una mujer, es cierto que no a todas les encanta y preferirían algo diferente -además, es bastante costoso-. Por ello, te dejamos 20 piedras preciosas y semipreciosas que pueden servir de alternativa, ¡son hermosas! 

 

Perla 

Son bellísimas, y el anillo puede tener un estilo vintage o muy moderno. Eso sí, son súper delicadas y pueden rayarse con facilidad, por lo que si usarás tu anillo todos los días, puede que no sea la opción número uno, es mejor para uso ocasional. 

 

Amatista 

Usualmente, esta piedra se vende sin pulir, como decoración. Pero, cuando se le da un buen corte puede lucir increíblemente elegante y fina. Tiene un buen tiempo de durabilidad y se encuentra a buenos precios. 

 

Zafiro 

Por lo general, cuando pensamos en un zafiro nos imaginamos una hermosa piedra azul, pero también existen en otros tonos, como el verde, el durazno, rosa, blanco y amarillo. Tienen muy buena dureza, por lo que aguantan en buen estado muchísimo tiempo, y su costo a comparación del diamante es aproximadamente de un tercio. 

 

Rubí 

Son súper populares, así como las esmeraldas y los zafiros. Su tono rojo intenso es muy elegante y lujoso, por lo que son ideales para quienes quieren un anillo llamativo pero refinado. Son muy, muy resistentes, aunque estas sí hacen competencia al diamante en cuanto al precio, porque no varía mucho entre una y otra. Lo más importante de un rubí es la intensidad de su color, aunque el precio puede depender de su origen. 

 

Turquesa 

Una de las favoritas en los últimos años, la turquesa destaca por su bellísimo color. Por lo general, se luce mucho mejor si se une a una base de oro, porque en su interior puede contener añadidos de cobre o aluminio. 

 

Topacio 

Por lo general tienen buena resistencia, y son excelente opción para un anillo de compromiso. Entre más puro, menos color tiene, así que realmente los que están en tono azulado, verde, rojo, naranja o rosa, se les considera tienen “imperfección”. Aún así, lucen muy bien en cualquier tonalidad. 

 

Granate  

Existe en varios tonos, pero el más popular es el rojo, puesto que es la piedra que le hace la competencia al rubí: cuesta mucho menos y tiene buena resistencia. 

 

Esmeralda 

¡De nuestras favoritas! Las esmeraldas son preciosísimas por su tonalidad verde elegante y única. Muy lujosas, sin duda destacan. Estas son de las piedras más populares para anillos de compromiso, y por buen motivo -además, tienen mucha duración-. 

 

Ópalo 

Existe en tres tonalidades: blanco, negro o cristalino. Son muy bellos y han ido ganando popularidad de nuevo en años recientes. Lo recomendable es elegir uno que tenga patrones más llamativos y no sea muy monótono, eso los hace especiales. Se pueden rayar con cierta facilidad, por lo que al igual que las perlas, es recomendable para anillos que se usarán de vez en cuando. 

 

Ónix 

Su color más popular es el negro, aunque hay en otras variedades. Es una opción para quien tiene una estética muy estilizada, fuerte y chic. Pueden lucir minimalistas, o muy opulentas cuando se combinan con otras piedras. 

 

Aguamarina 

Esta piedra semi-preciosa es de una tonalidad azul pálida única. Muy elegantes y estilizadas, han ido ganando popularidad en su uso para anillos de compromiso. Es interesante porque tienen una buena resistencia, y gracias a que son de la misma familia que las esmeraldas, con el corte adecuado pueden tener mucho brillo. 

 

Tanzanita 

Hermosa y rara. No se raya tan fácil pero tampoco es súper resistente. La tanzanita se caracteriza por tener un color azulado con toques morados, casi periwinkle. Si buscas un anillo que sea único, esta piedra es la opción, porque es escasa en el mundo y podría ser muy especial dentro de unos años. 

 

Labradorita 

Tiene pocos años que comenzó a introducirse en el mercado de los anillos de compromiso, pero parece que llegó para quedarse. Tiene un rango de tonalidades llamativo, desde negro hasta café y azul, aunque el más usado en joyería fina es el grisáceo con café. Tiene cierta durabilidad y un aspecto muy mágico. 

 

Peridoto 

Único gracias a su tonalidad verde-oliva, son preciosos porque tienen una intensidad muy llamativa. Eso sí, no son muy duraderas y pueden rayarse fácil. Se consideran piedras muy románticas. 

 

Tourmalina 

Para uso de joyería fina, se utiliza mucho más su variedad de color verde puro, aunque hay opciones con combinaciones de dos o tres tonalidades. Es resistente, duradera y gracias a su color los rayones no son notorios. Perfecta para una novia que quiere un anillo con estilo bohemio. 

 

Lapislázuli 

Aunque pocas veces son consideradas para la joyería fina, estas piedras también tienen algo muy especial gracias a su tonalidad azul profunda. Destacan muchísimo con el oro, y son muy buena opción para quien tiene un presupuesto ajustado, ya que no son tan costosas. Eso sí, se rayan con facilidad. 

 

Moissanita 

Similares a los diamantes -con menos brillo, claro-, es la alternativa ideal para quien sí quiere una piedra blanca, pero el diamante se sale de su presupuesto. Lucen hermosas, glamourosas y tienen buena resistencia, pues son las segundas piedras más duras, sólo después del diamante. 

 

Morganita 

Otra piedra que se encuentra en tendencia es la morganita, gracias a su aspecto súper romántico, bonito y femenino. Pertenece a la misma familia que las esmeraldas, por lo que también tiene una buena duración. El precio por lo general varía por tamaño y la calidad de la piedra. 

 

Piedra del Sol 

Pocas casas joyeras las utilizas, pero no cabe duda de que son muy llamativas y únicas. Usualmente se combinan con otras piedras para que destaquen. Su variedad de tonos abarca el rojo, naranja, durazno, rosa y hasta verde. Tienen una durabilidad media. 

 

Tsavorita 

De la familia del granate, esta piedra verde es hermosa por donde se le vea. Se lucen muchísimo solas, pero también como añadido a un anillo con otra piedra protagonista. Tiene buena dureza y si se les hace un buen corte, pueden lucir increíbles.

 

Deja tu comentario